El turismo, una industria tan creciente como la contaminación del ambiente

Al momento de decidir realizar nuestras preciadas vacaciones, hay diversos puntos que no tomamos en consideración como por ejemplo la cantidad de emisiones de los gases globales, los cuales son responsables directos del efecto invernadero, de saber ello antes de tomar las maletas, posiblemente necesitaríamos soporte emocional de una sesión de  bioneuroemoción para poder proseguir hacia el disfrute pleno.  

Encausados en el tema del turismo mundial, este ha sido considerado como uno de los pilares fundamentales de la economía y con ello uno de los más contaminantes ya que representa al menos el 8% del total de las emisiones a nivel mundial de gases que conllevan al efecto invernadero, en donde el 12% de las mismas corresponden a vuelos comerciales. En los próximos años, el impacto de esta actividad se incrementará hasta aproximadamente un 40% llegado el año 2025, ello si no se alcanza un verdadero cambio tanto en los hábitos, como en las políticas.

Según datos suministrados por la Organización Mundial del Turismo, la ola de turistas ha registrado un notable aumento legado el 2017 de un 7%, para llegar a un considerable total de 1.322 millones. También se conoce que dicho sector es capaz de movilizar al menos 1,4 billones de dólares por año, lo que supone el 7% de todas las exportaciones de bienes y servicios del mundo. A todo ello podemos sumarle la huella ecológica de este sector la cual ha superado los 4.500 millones de toneladas métricas solo tomando en consideración el 2013, vale decir que es cuatro veces de lo que se había previsto.

Contando con que estas cifras se mantengan, a nivel mundial la huella de carbono se incrementara en un 40% mucho antes de que llegue el 2025, es decir, que se elevará a unos 6.500 millones de toneladas métricas de CO2, de no buscarse alternativas viables en cuanto a las políticas y hábitos. En otras investigaciones se tomaron 160 para el estudio, en donde los vuelos representan un 12% de toda la contaminación que puede representar el turismo.

En otros estudios hechos con anterioridad, donde se muestra el impacto de la actividad turística sobre el medio ambiente muestran la cantidad de dichas emisiones de dióxido de carbono, el cual es uno de los gases más importantes al momento de generar el efecto invernadero. Pero más recientemente se conoce que las emisiones de otros tipos de gases se encuentran relacionados con la actividad turística y tienen incidencia en el efecto invernadero. Estos son los generados luego del mantenimiento de todas las infraestructuras como hoteles y aeropuertos, además de otras emisiones que se vinculan a la compra de bebidas, alimentos o recuerdos para los turistas, que han incrementado el porcentaje de la implicación del turismo en cuanto a las emisiones contaminantes. 

Un desigual crecimiento 

Si le damos una nueva ojeada a todos estos datos, encontramos como responsable directo  al turismo, o para ser exactos, de al menos una décima parte de todas las emisiones contaminantes en el mundo de todos los gases con efecto invernadero, y en ello los vuelos resultan un componente destacado en el calentamiento global.