Destinos turísticos inteligentes

Recientemente se ha llevado a cabo un estudio en el Centro de Investigación, Divulgación e Innovación Turística (IDITUR). Dicho informe denominado: “Destinos turísticos inteligentes: conceptualización, desarrollo e implementación en España”, presenta temas que se relacionan con diversos destinos turísticos inteligentes (DTI) que han sido propuestos por gestores, ciudadanos y turistas. Pero además, se encarga de examinar diversos casos específicos que han tenido lugar en ciudades de España como Benidorm, Salou y Lloret.

En dicho estudio se argumenta el hecho de que los destinos turísticos inteligentes se encuentran en un período de crecimiento y auge; lo que requiere de una mayor cooperación entre las distintas organizaciones y entidades con el objetivo de llegar a ser un elemento frecuente de las personas que deciden viajar, de las instituciones que se ocupan de gestionar el sector turístico y también de las empresas que se dedican a este ámbito, incluso de la eae opinión máster online de las carreras afín.

Certificación reconocidas por las Smart Cities

Este concepto de Territorio Inteligente aunado a su regulación tuvo su inicio a finales de 1990 a través de un proceso de certificación; y en España se encuentra dentro de una iniciativa institucional estatal. De acuerdo a los estatutos, el Plan Nacional Integral del Turismo (PNIT) llevado a cabo en el año 2012; señala como elemento importante la renovación de los destinos, que en ellos sean incorporadas las Tics. De este modo, es que salen al ruedo una serie de alternativas como:

El Plan Nacional de Ciudades Inteligentes (2012).
El Subcomité de Destinos Inteligentes, que fue creado a través de la iniciativa de Segittur conjuntamente con AENOR, y concebido con el objetivo de desarrollar una norma certificadora sobre “Destinos turísticos Inteligentes”.
El Libro Blanco sobre destinos turísticos (2015)
Y otros reglamentos de AENOR, como UNE 178502, que se encuentran fundamentados en las cuatro categorías que forman un DTI: Innovación, Sostenibilidad, Tecnología y Accesibilidad (Gobernanza).

Tan sólo el año pasado la ciudad de Benidorm, fue catalogada como el primer territorio que cuenta con la certificación de Destino Turístico Inteligente (DTI) de acuerdo a la normativa UNE 178501 de AENOR. Pero, el Informe IDITUR sugiere que otros destinos del territorio nacional también se encuentran progresando en función de los cuatro ejes que constituyen un DTI. Un ejemplo de ello es Palma de Mallorca por medio del proyecto “Smart Wifi” y también, Las Palmas de Gran Canaria con la app móvil “LPA Accesible” en la Playa de la Palma o la “Central Hidroeólica de Gorona” en la isla del Hierro.

Recopilación de la información y sobre todo respeto a la intimidad

Este es quizás uno de los factores que se hace imprescindibles en la construcción y gestión de Smart Cities, ya que consiste en la reutilización de la información pública que ya existe (RISP), con el objetivo de crear nuevas fuentes de datos y métodos de recopilación y tratamiento de la información, bien sea pública o privada. Aunque el real desafío se encuentra en relacionar la función de los ciudadanos-turistas y los nexos que son establecidos con los servicios que brinda la ciudad (GPS, Wifi o Bluetooth) con el fin de obtener información más personal relacionada con sus gustos, hobbies, horario laboral, destinos de vacaciones favoritos, entre otros.